sábado, 14 de julio de 2007

LA GENERACIÓN DECAPITADA


El ideario estético de los modernistas apostó por una defensa del arte, por la individualidad creadora, por una búsqueda del espíritu de lo nuevo, por una lucha en contra de la sociedad mercantil. Los exponentes mas importantes de esta corriente fueron: Arturo Borja (1892-1912), Humberto Fierro (1889-1927) y Ernesto Noboa y Caamaño (1889-1927) autores de una poesía de tono refinado que ponía en cuestión la simpleza de su tiempo.
Promocionaron las drogas hasta el punto de morir por abusar de las mismas (razón por la cual se les adjudicó, primero, el nombre de generación decapitada y mas tarde, el de generación del desistimiento), y su estética revela una fuerte influencia de la poesía simbolista francesa.
Para estos poetas el refinamiento y el lujo eran las condiciones del acto creador. Hay que señalar que curiosamente, formaron parte de la aristocracia que prefirió la vertiente mas aristocratizante de Rubén Darío, dejando de lado el modernismo mas latinoamericano de José Martí.lo que los convirtió en representantes de una literatura construida de espaldas a lo social y les llevó a manifestar un rotundo desprecio hacia la vida en sociedad.
En la poesía de Borja destaca una honda sonoridad, inclusive en los instantes de mas profunda melancolía. La flauta de onix 1920 es una obra decisiva, con modalidades de gran sonoridad e imágenes a veces alucinantes; sus temas bordean la nostalgia por la juventud perdida.
En la lírica de Fierro, la búsqueda de expresiones estetizantes presidida por la aspiración a alcanzar la perfección formal se concretiza en el -laúd en el valle1919 y en Velada palatina editada de manera póstuma en 1949.
El verso de Noboa es de confesión espontánea y de intensa emoción en su expresión libre; la romanza de las horas 1922 es un conjunto poético que muestra el decir poético de una atmósfera de desolación, tristeza y nostalgia.
A Medardo Angel Silva se lo considera el representante principal de la lírica modernista ecuatoriana su vida se desarrolló entre los años 18998 y 1919, fue mucho mas que un vate frívolo que cantaba versos melancólicos y quien, supuestamente, se suicido por un amor frustrado. Debido a su sensibilidad por lo nuevo en el Arte y su afán por superarse y realizarse plenamente como creador la obra de este escritor recoge aportes de la poesía francesa, de autores como Baudelaire, Verlaine Samain, etc a demás de un reconocido a porte del poeta nicaragüense Rubén Darío.